Consejos para nuestro vehículo después de las vacaciones

Una vez finalizadas las vacaciones en las que nuestro vehículo ha sido un gran protagonista al que hemos cargado de maletas, con el que hemos circulado cientos de kilómetros, que ha estado aparcado al sol y bajo árboles, ahora se merece una revisión para que esté a punto en nuestra rutina diaria y de cara al otoño.

Consejos para nuestro vehículo después de las vacaciones

Proponemos una serie de puntos a revisar que probablemente se hayan visto afectados durante el periodo vacacional.

Revisión de los neumáticos

Tras cientos, incluso miles de kilómetros recorridos durante el verano y sometidos a condiciones climáticas de sobrecalentamiento, así como sobrepeso, es probable que la presión haya variado y el desgaste sea visible si los neumáticos no eran nuevos.

Es conveniente revisar la presión con la rueda fría y ajustándola a la que aconseja el fabricante.

El desgaste debe ser uniforme en ambos lados de la rueda (fuera y dentro) y el testigo de desgaste no debe estar a ras del dibujo. Un neumático con menos de 3 mm de dibujo debe ser sustituido y más de cara a la época otoñal en las que la lluvia es más probable.

Revisión de las escobillas limpiaparabrisas

El sol castiga mucho la goma de las escobillas y la cuartea. Si además, el cambio de temperatura entre el día y la noche es importante, la escobilla se endurecerá y no limpiará bien, rebotando sobre el cristal, haciendo ruido y dejando una molesta y peligrosa capa de agua en el parabrisas.

Si la escobilla está en buenas condiciones, habrá que limpiarlas para eliminar la grasa y suciedad acumulada durante el verano para que cuando las utilicemos por primera vez limpien correctamente desde la primera pasada.

Revisión de los frenos

El sobrecalentamiento de los frenos puede producir el efecto fading en las pastillas, disminuyendo su capacidad de frenado y obligándonos a pisar más intensamente el freno para detener el vehículo.

Es importante que nos revisen los frenos y el nivel del líquido en un taller para evitar desagradables sorpresas.

Revisión de niveles de los líquidos

Tras la utilización del vehículo en condiciones más extremas que en la rutina cotidiana, es conveniente revisar todos los niveles de los distintos líquidos de nuestro coche.

  • Líquido de frenos
  • Líquido refrigerante
  • Nivel de aceite del motor
  • Líquido de dirección
  • Líquido limpiaparabrisas

Si nosotros no somos capaces de hacerlo, en cualquier taller de mecánica rápida podrán verificar el estado de los niveles y rellenar si es necesario

Limpieza general

Limpieza vehículoAl volver de vacaciones, los vehículos llegan bastante sucios tanto por fuera como por dentro. Para una correcta conservación tanto de la carrocería como de los interiores es conveniente una limpieza a fondo para evitar que la pintura se vea afectada por los ‘regalos’ de los pájaros o las resinas que desprenden algunos árboles.

Un correcto aspirado de la tapicería y moquetas evitarán desgastes y daños prematuros en los tejidos.

Con estos consejos básicos, nuestro vehículo estará en forma de nuevo para afrontar el otoño.